Comunidad

Comunidad. Edgar Camacho Bravo

Comunidad
Edgar Camacho Bravo
Óleo/lienzo
120 x 78 cm
(2001)

Segundo Salón- año 2001

TEMA: EL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES

COMUNIDAD

Todos ellos se reunían siempre para orar con algunas mujeres, con María, la madre de Jesús, y con sus hermanos (…) Todos estaban asombrados a causa de los muchos milagros y señales que Dios hacía por medio de los apóstoles. Todos los creyentes estaban muy unidos y compartían sus bienes entre sí; vendían sus propiedades y repartían el dinero según las necesidades de cada uno. Todos los días se reunían en el templo, y en las casas partían el pan y comían juntos con  alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y eran estimados por todos; y cada día el Señor hacía crecer la comunidad con el número de los que él iba llamando a la salvación.

Hechos de los Apóstoles 1, 14; 2, 43-47

Basada en el Libro de los hechos de los Apóstoles, la obra recoge algunos de los sentidos esenciales, para lo cual se compactaron hechos y símbolos de todo el libro.

En el marco que da terminación a la pieza, veintiocho “lenguas como de fuego”, como primer símbolo del bautismo en el Espíritu Santo, representan los capítulos del libro.

Los siete fragmentos o hechos de los dos principales apóstoles, describen Profecías y Poder Divino; Sanación y Resurrección; Muerte-perseverancia; Fe y Conversión. Esta estructura da sostén al Triángulo Divino, donde ahora aparece Jesucristo observando, guiando, bendiciendo y cobijando a todos los que quedan fuera de esta pirámide-techo.

En el interior de esta estructura-casa, se representa una ciudad destruida, como la caída del reino del hombre, sobre la cual se levanta la Asamblea de Jerusalén o Iglesia, construcción del Reino de Dios en la Tierra. En la parte de arriba, una cúpula en forma de panal en el sentido más amplio de Comunidad, y siete celdillas con abejas nacientes simbolizan a los Siete Diáconos. Pedro y Pablo se representan como dos abejas por la fe en su obra y su entrega tenaz hasta la muerte.

En los triángulos de los extremos superiores aparecen  el sitio que fue punto de partida de la Doctrina (Palestina) y la Rosa de los Vientos como alegoría de la expansión del cristianismo. son doce los tonos de colores que se utilizan para representar el mundo espiritual y real del libro, y en alusión a los Apóstoles.